23.4.11

Libros para volar

La ilustración es de Pablo Bernasconi


Los libros nos hacen volar. Abren ventanas y caminos que se conectan con otros y regalan recorridos infinitos. Los libros nos hacen soñar, crear, vivir.

La palabra nos hace compartir, comprender, amar. Dibujan mapas para encontrarnos y contarnos.

Por eso en el Día del libro y del idioma celebramos la maravillosa posibilidad de decir "¡Me gustan los libros!" y por eso compartimos una pequeña selección para todos en la familia.

Una selección que nos pidió Carlia Barreto para su blog y que no pudimos guardar para después:

Adultos:

Naranjas dulces, Nestor Caballero. Monte Ávila

Para no perder el hilo, Krina Ber. Mondadori

Hany Ossott, obras completas. BID & CO

Jóvenes:

Piedra de Mar, Francisco Massiani. Monte Ávila

El libro de Esther, Juan Carlos Méndez Guédez. Lugar Común

Vacas en las nubes, Milagros Socorro. Alfaguara

Niños:

Chamario, Eduardo Polo (Eugenio Montejo). Ekaré

Gato encerrado, Mireya Tabuas. Monte Ávila

Teresa, Armando José Sequera. Alfaguara


Carlia nos pidió que escogiérmos uno por categoría y nos lo puso difícil... Estos fueron los que escogimos, aunque todos nos gustan muchísmo.

Adultos:

Hanni Ossott, obras completas. BID & CO

Es un acierto reunir las obras completas de una poeta sensible, apasionada, precisa en la palabra, grata en la musicalidad. Hanni es una poeta de calibre universal.

Jóvenes:

El libro de Esther, Juan Carlos Méndez Guédez. Lugar Común

Una lectura que apasiona, que te mantiene interesado en la trama, deseando que el libro siga. Excelente manejo de la tensión narrativa y personajes construidos con verdad. Una gran recomendación para mantener y captar nuevos lectores entre los jóvenes.

Niños:

Chamario, Eduardo Polo (Eugenio Montejo). Ekaré

El juego con las palabras, la estructura y la musicalidad del idioma dejan en los poemas de Chamario la posibilidad infinita de gozo que ofrece la poesía. Rupturas fonéticas, acentos trastocados, inversiones grafológicas y un cierto toque de irreverencia conviven con rimas clásicas que enaltecen el quehacer poético del genial colígrafo Eduardo Polo. Un libro para disfrutar a cualquier edad y, sobre todo, para compartir con placer con nuestros niños.


¿Compartes tus libros favoritos? Cuéntanos

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola Rana! Indiscutiblemente... La Historia Interminable, de Michael Ende.

Dave dijo...

Linda entrada..
lindo blog :D

gracias por compartir